Estructura y contenido narrativo en el amor en los tiempos del colera

Share Button


Fermina no accede a estar con Florentino hasta que este no hereda totalmente la compañía. Así pues, los negocios, la posición social, las transacciones económicas también están presentes en la novela y tienen su relevancia.

2.1. LA ESTRUCTURA: secuencias, tiempo y espacio

La novela presenta una construcción horizontal en el contenido, ya que cada capítulo es una ampliación (o complementación) del anterior. Sin embargo, la estructura es circular en la forma:
el primer capítulo se continúa en el sexto, cerrando así la novela. El contenido de la obra aparece distribuido en seis secuencias narrativas, en las que la concepción del tiempo, así como la focalización sobre los personajes sirven de criterio estructural: La primera secuencia narrativa plantea una ordenación lineal de los hechos puesto que nos cuenta el último día de vida de Juvenal Urbino Las cuatro secuencias narrativas centrales son una retrospección, una mirada hacia el pasado .Tienen un tiempo claramente marcado: o La segunda secuencia son los primeros encuentros de Fermina y Florentino y sus amores secretos o La tercera secuencia nos cuenta los amores de Juvenal y Fermina, y cómo llegan al matrimonio. o La cuarta y quinta secuencia siguen la vida de los tres vértices, el camino de sus destinos, que une a Fermina y Juvenal y aleja a Florentino.  • Finalmente, la sexta secuencia narrativa retoma la historia donde la dejamos en el primer capítulo.Ese encadenamiento lineal sucede sólo en las secuencias interiores (2, 3, 4 y 5). Dichas secuencias centrales responden a un flash back, encuadrados por un día concreto, punto de partida de una historia de amor que vuelve a comenzar en las últimas páginas del primer capítulo y que se hace realidad en el último.

2.2 EL TIEMPO El tiempo

se convierte en el elemento estructurador de la historia. Debemos diferenciar las siguientes dimensiones: El tiempo interno, determinado por la ruptura de la linealidad a la que aludíamos. en algunos momentos se realizan anticipaciones, así en el mismo capítulo primero se nos adelanta que el loro será la causa de la muerte del doctorEl tiempo externo respondería a cuándo ocurren los hechos narrados. Hay numerosas alusiones a la época en la que se desarrollan: “Con ocasión de las festividades del nuevo siglo…” hay alusiones a la guerra colombiana de los mil días, asistimos a la remembranza del primer buque fluvial (se inauguró en 1824: “el comodoro Juan Bernardo Elbers, fundador de la navegación fluvial, había abanderado el primer buque de vapor que surcó el río de La Magdalena, un trasto primitivo de cuarenta caballos de fuerza que se llamaba Fidelidad”). Se suceden unos acontecimientos históricos que anclan la ficción en la realidad. Por otra parte, muchos aspectos de la ficción están basados en la biografía del autor su abuelo materno tampoco quería que su madre se casara con su padre.

Espacio

No podemos ponerle nombre concreto a la ciudad. Aunque, gran parte de la crítica piensa que la ciudad donde transcurre toda la acción es Barranquilla. Lo que  sí están claros son  aquellos lugares que se recorren en los distintos viajes que hacen los personajes: Se adentraron en Sierra Nevada; se asentaron en Valledupar y tras tres meses se fueron a Riohacha, donde permaneció año y medio. También podemos localizar esos puertos del río Magdalena en los que atracan en el viaje final: Magangué, Tamalameque, La Dorada…Los lugares también adquieren una dimensión simbólica. Los viajes en barco supondrán para Fermina una liberación. Los viajes a Europa acrecientan su verdadera felicidad conyugal. Todo esto se plantea desde un discurso narrativo dominante heterodiegético y claramente omnisciente, como muestra en ocasiones al corroborar, enjuiciar o corregir las reflexiones de los personajes:“Fue, en efecto, el fruto de una equivocación clínica”, nos aclara a propósito de cómo surgió el amor De Juvenal y Fermina.   otros casos, a pesar de su omnisciencia, prefiere dejar el hecho  narrativo “sin aclaración”, como sucede cuando Florentino se pregunta, igual que hizo un día su confesor, si Fermina Daza habría cometido adulterio. A pesar del discurso en tercera persona, encontramos diseminadas a lo largo de la novela varias incursiones del narrador-autor, a través de la primera persona del plural:  o “La partida de bautismo fue durante muchos años nuestro único instrumento válido de identificación, y la de Florentino Ariza, asentada en la parroquia de Santo Toribio, sólo decía que era hijo natural de otra hija natural soltera que se llamaba Tránsito Ariza”. o “El Diario del Comercio, nuestro periódico tradicional,…” En ocasiones se permite cambiar el punto de vista para posicionarse como un cronista más que como un narrador de una novela, por ejemplo, cuando nos narra uno de los viajes que hace el buque “Fidelidad” por el río Magdalena, ahí el siguiente comentario: “y ahí es donde nació Mercedes”,. Se trata de la esposa de García Márquez, y con ella hace una introducción de una porción de realidad en la ficción.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.