Novela existencial de los años 40

Share Button

Modernismo y g.Del 98:


En España, el Fin de Siglo está marcado por el Desastre del 98 (la pérdida de las últimas colonias en América y Oceanía), la deslegitimación del sistema político de la Restauración (caracterizado x el turno de partidos y el caciquismo), y la creciente conflictividad social, relacionada con el  anarquismo.  

Este momento histórico está caracterizado por el cuestionamiento de los valores de la civilización burguesa, en particular, la confianza en la razón, la ciencia y el progreso. 

Se vinculan movimientos artísticos y literarios como el Modernismo en las artes plásticas, el simbolismo, el decadentismo o, en la literatura hispánica, el Modernismo literario y la Generación del 98, 

Rasgos:1)El sentimiento antiburgués, creando nuevos tipos sociales: el bohemio y el dandi.2)El esteticismo y el culto a la belleza como forma de protesta contra la vulgaridad del mundo contemporáneo.3)El irracionalismo y el antipositivismo, relacionados con la influencia de las corrientes filosóficas de autores como Kierkegaard, Schopenhauer, Nietzsche o Bergson.4)El hastío, consecuencia de la imposibilidad de encontrar sentido a la vida.5)El culto al placer y el erotismo carácterísticos de la literatura finisecular pueden entenderse como un medio de combatir este vacío existencial.6)El deseo de evasión de la realidad y las actitudes decadentistas, que nacen de la conciencia de vivir en una sociedad en descomposición. 

G.Del 98:


Formada por un conjunto de escritores españoles nacidos entre 1860 y 1875, que publican sus primeras obras en el cambio de siglo: Ángel Ganivet (inicia la g), Ramiro de Maeztu, Azorín, Pío Baroja, Miguel de Unamuno, Antonio Machado y Ramón Mª.Del Valle-Inclán. Rasgos compartidos por todos ellos son angustia existencial y el tema de Dios, el problema de España, el primitivismo, el subjetivismo y la voluntad de renovación formal. 

La preocupación por la decadencia del país a partir del Desastre del 90, conecta con el regeneracionismo de Joaquín Costa y tiene dos enfoques: La reflexión sobre la identidad de España. Para los autores del 98, es preciso recuperar los valores que constituyen la identidad española, que se encarnan en el paisaje castellano; y el idealismo, que caracterizan a personajes de la tradición literaria, como Don Quijote. 

La crítica social. Se incide en aspectos como el caciquismo, el poder de la Iglesia, el subdesarrollo económico, la brutalidad de las fuerzas del orden, el militarismo o la necesidad de una reforma agraria. 

Modernismo


Mov. Literario que se desarrolla durante el periodo de Fin de siglo en Hispanoamericana y en España. Esta corriente incluye la poesía modernista hispanoamericana(Rubén Darío, José Martí) y española (Salvador Rueda, Francisco Villaespesa), y la narrativa y el teatro modernistas (las Sonatas y lo dramáticas de Valle-Inclán).

Entre sus carácterísticas (heredadas del parnasianismo, el simbolismo y el decadentismo) se debe mencionar el escapismo, la creencia en una armónía universal, la experiencia de la melancolía, la búsqueda de la belleza como refugio frente al mundo, el erotismo y la voluntad de renovación del lenguaje poético. Esta última hace uso de un léxico exquisito,con abundantes referencias sensoriales, y busca la musicalidad e innovaciones métricas, con predominio del verso alejandrino. 


Teatro antes de 1939


A finales del Siglo XIX las obras más representadas eran las llamadas de «alta comedia» de Echegaray y sus seguidores. Melodramas que buscaban la emoción del espectador mediante los abundantes golpes de efecto y la truculencia de las escenas. Los gustos del público, poco depurados, y el escaso interés de los empresarios teatrales, impedían cualquier intento renovador del panorama teatral.

Pervivieron en el primer tercio de siglo: 1) la comedia burguesa (alta comedia y drama rural); 2) el sainete de ambiente madrileño o andaluz que evoluciona hacia otras formas como la tragedia grotesca o el astracán- 3) El espíritu modernista finisecular desdeñó el teatro realista y cultivó un teatro poético y simbólico que presentaba una visión idealizada de la historia y utilizaba el verso como vehículo principal del lenguaje dramático.

Los intentos renovadores más serios vinieron de los hombres del 98 (Unamuno, Azorín y Valle Inclán en principio y en los años treinta de los poetas de la generación del 27, de García Lorca. Pocas obras pudieron ser representadas.

Los diferentes grupos y tendencias del teatro español anterior al 36 pueden agruparse en los siguientes apartados:

TEATRO COMERCIAL:


 

La comedia burguesa de Benavente

Propuso un teatro sin grandilocuencia, sin excesos, con atención preferente a los ambientes cotidianos. Su obra supone una crítica amable de los ideales burgueses («Los intereses creados») y otras veces intenta el «drama rural» («Señora Ama» ) Benavente se ganó el favor del público y una popularidad enorme a nivel nacional. Y en 1922 se le concede el Premio Nóbel  

El teatro en verso


A principio de siglo se llamaba teatro poético. Es un teatro de evasión. Tiene una fuerte  influencia del Modernismo, así como del drama ROMántico del Siglo XIX. 

Francisco Villaespesa («Doña María de Padilla»); Eduardo Marquina («Las hijas del Cid»); Los hermanos Manuel y Antonio Machado en obras escritas en colaboración(«La Lola se va a los puertos»)

El teatro cómico


Los tipos y ambientes castizos que habían sido la materia de los cuadros costumbristas del Romanticismo vuelven ahora a la escena de la mano de autores como: Los hermanos Álvarez Quintero presentan en sus obras la imagen de una Andalucía superficial, tópica e incluso falseada («La reina mora»); Carlos Arniches. Produce sainetes de ambiente madrileño, y lo que  denomina «tragedia grotesca»( «La señorita de TréVélez»).

TEATRO DE INNOVACIÓN:  G.Del 98


Al margen de pretensiones comerciales, estos autores (Unamuno, Azorín, Valle-Inclán y Jacinto Grau, sobre todo) pretenden hacer un teatro que sirva como cauce para la expresión de sus conflictos religiosos, existenciales y sociales (en esta última faceta destaca Valle-Inclán). Harán un teatro intelectual y complejo que enlazará con las tendencias filosóficas y teatrales más renovadoras del panorama occidental de la época. Técnicamente, intentarán romper definitivamente con las formas realistas de la representación, aspecto en el que destaca, sobre todos, Ramón del Valle-Inclán.

VALLE INCLÁN


Su producción es variada e incluye novelas, cuentos, poesía, teatro… En todos esos géneros que cultiva se observa una evolución paralela al cambio ideológico por el que pasa de un Modernismo elegante y nostálgico ( «Las sonatas»- entre 1902 y 1905 – ) a una literatura crítica, basada en una feroz distorsión de la realidad. Su obra teatral suele agruparse en tres ciclos:1) EL MITO: La acción transcurre en una Galicia mítica, intemporal: («Comedias bárbaras,»)2) LA FARSA: Obras situadas en un espacio más ‘ridículo’, propio del Siglo XVIII: jardines, rosas, cisnes: («La marquesa Rosalinda»).3) EL ESPERPENTO: («Luces de Bohemia») es un teatro de crítica de la realidad española, pero presentando los hechos de una manera exagerada y burlesca. 

G del 27


La mayor parte de la producción del 27 está constituido por poesía, pero varios componente de la generación hicieron teatro. Autores destacados: Salinas ( «El dictador»), Rafael Alberti ( «El adefesio» ), Miguel Hernández ( «El labrador de más aire» ) y Alejandro Casona ( «La dama del alba» ).

Federico GARCÍA Lorca


La obra dramática se divide en 3 bloques: 1)PRIMERAS PIEZAS TEATRALES. En 1920 estrena «El maleficio de la mariposa», obra de influencia modernista 2)TEATRO VANGUARDISTA: las comedias imposibles o misterios. Lorca dio este nombre a las comedias creadas bajo la técnica surrealista 3)LA ETAPA DE PLENITUD. Escribe durante los años treinta obras teatrales que sí alcanzan el éxito comercial («La casa de Bernarda Alba»). Todas ellas tienen en común el protagonismo de las mujeres, cuya situación de marginación social es tema común.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *